PREVENCIÓN DE DAÑOS. Por Graciela Messina de Estrella Gutierrez

La prevención de los daños es una preocupación reciente en el escenario jurídico, en particular con relación a ciertos derechos (los derechos de la personalidad) y ciertos bienes (los bienes de incidencia colectiva).
Atiende a la necesidad de los últimos tiempos de proteger los derechos en el momento previo a su lesión mediante una acción jurisdiccional exclusivamente preventiva, dentro del área del moderno derecho civil.
En Argentina, la prevención de los daños es una preocupación de la doctrina nacional. En especial, se han ocupado de ella los juristas dedicados al Derecho de la Responsabilidad Civil, principalmente con relación a ciertos derechos de contenido NO patrimonial que no pueden ser protegidos a través de la tradicional técnica resarcitoria. Recordemos que ésta consiste en la protección de los derechos “ex post facto” que culmina con una sentencia de condena que ordena al causante del daño, a conjurar el perjuicio mediante el pago de una suma de dinero que constituye su equivalente pecuniario.
Se dijo que la prevención del daño “es siempre preferible a su reparación”,la doctrina que la prevención de los daños constituye un capítulo de la responsabilidad civil y es la una de las funciones del moderno Derecho de Daños.
Varios autores y otros tantos congresos y jornadas de civilistas se preocuparon por la cuestión.
Existían algunas normas dispersas en el ordenamiento jurídico que consagraban remedios jurisdiccionales, así como algunos pronunciamientos de nuestros tribunales, pero no se había instrumentado un sistema general de prevención de daños.
Adela Seguí es quien ha trabajado y sistematizado la función preventiva del Derecho de daños

 

Texto completo.