Derecho de consumo. Letra hipotecaria escritura

Autos: “BANCO HIPOTECARIO S.A. C/ HORR SILVINA SUSANA Y OTRO/A S/EJECUCION HIPOTECARIA”
Fecha: 26/04/2017
Tribunal: Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Azul, Sala II

Diálogo y pluralidad de fuentes. Juicio de ponderación: interpretación, armonización y complementariedad de los microsistemas. Posibilidad de integrar la letra hipotecaria con documentación adicional relativa al crédito. Cumplimiento de los requisitos del art. 36 LDC. Habilidad del título complejo así conformado.

La Sala II de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Azul se pronunció sobre la aplicación del régimen de consumo de la ley 24.240 a la ejecución de una letra hipotecaria escritural que reconoce su origen en una operación estatal de fomento de la vivienda (el plan Pro. Cre. Ar). Analizó la pluralidad de fuentes indentificando tres subsistemas: el régimen especial de la ejecución hipotecaria y de la letra hipotecaria (ley 24.441), el régimen del consumidor y el régimen de protección de la vivienda instituido por el Decr. 902/12 (Pro.Cre. Ar). Concluyó que la letra hipotecaria integrada con la escritura de otorgamiento del crédito cumple adecuadamente con el deber de información y de tutela del consumidor previsto en el art. 36 de la LDC.

Sumarios

Se advierte que concurren fuentes normativas plurales, pudiéndose identificar tres subsistemas: 1º) por un lado el régimen especial de la ejecución hipotecaria y de la letra hipotecaria, previsto en la ley 24.441 (texto ordenado por las leyes 26.994 de sanción del CCCN y 27.077) y su reglamentación (dec.780/95 T.O. dec.1389/98); 2º) el régimen de protección del consumidor de la ley 24.240 LDC; 3º) el régimen de protección de la vivienda instituido por el decreto 902/12 (arts. 1, 2, 8 bis, 36, 37 y concs.), recientemente modificado por el decreto 146/1017, que implementa el Pro.Cre.Ar.(Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar), en cuyo marco fue otorgado el crédito hipotecario que dio lugar a la emisión de la letra en ejecución.

La convergencia de reglas y principios de los cuerpos normativos mencionados se resuelve mediante el diálogo de fuentes que propone el nuevo Código Civil y Comercial (arts. 1, 2, 3 y 7 CCCN) como consecuencia de lo cual es posible la integración sistémica de las distintas racionalidades: la ejecución acelerada mediante un instrumento financiero más novedoso, la letra hipotecaria escritural y la protección del consumidor que contrajo una deuda en el marco del régimen de fomento de la vivienda única.

Conforme el fallo plenario dictado por este Tribunal la protección del consumidor no debe llevarse al extremo de decretar la inhabilidad del pagaré de consumo sin antes –y con carácter previo- permitir que se integre el título con documentación idónea y conducente relativa a la relación crediticia subyacente.

Aplicando la doctrina del fallo plenario aludido sobre el pagaré de consumo la letra hipotecaria escritural (el certificado de titularidad para ejecutar la letra; el certificado o constancia de calidad de acreedor; la certificación del saldo adeudado, todos requisitos exigidos por el microsistema de la ley 24.441) puede integrarse con documentación adicional relativa al negocio causal subyacente (el contrato de crédito con garantía hipotecaria y creación de la letra hipotecaria) dentro del mismo juicio ejecutivo (arts. 595, 596, 542, 543 y concs. C.P.C.) conformando un título complejo que contenga información clara y veraz, y además cumpla con los requisitos previstos en el art. 36 de la LDC para las operaciones de financiación o crédito para el consumo.

Este juicio de ponderación, pone de relieve que en autos se respetan los derechos del consumidor, las normas del fomento de planes de vivienda y la circulación del crédito que también está alcanzado por la tutela constitucional de la propiedad.

En la ejecución de una letra hipotecaria escritural el cumplimiento de los requisitos legales exigidos por el art. 36 de la ley de protección del consumidor 24.240 podrá resultar de las constancias y documentación requeridas por la legislación especial (ley 24.441 y dec./regl. 780/95 T.O. dec. 1389/98). Empero y a los fines de comprobar el cumplimiento del “test del art. 36 L.D.C.” ese título causal integrado (conforme los presupuestos legales) es susceptible de completarse con el negocio jurídico subyacente (contrato de préstamo hipotecario y documentación adicional).

Fallo completo.