Contratos de consumo

Autos: “ALVAREZ, BEATRIZ C/ FALABELLA S.A. – ABREVIADO – OTROS – RECURSO DE APELACIÓN (Expte. Nº 02644308/36)”
Fecha: 22/02/2017
Tribunal: Cámara Sexta de Apelaciones Civil y Comercial, Córdoba

Pretender que quien compra un aparato electrónico por Internet no pueda encenderlo ni probarlo a los efectos de analizar si satisface sus expectativas, resulta contrario al espíritu que guía las normas tuitivas del consumidor. Por lo tanto, la interpretación que requiere la demandada vulnera los principios que rigen en las relaciones de consumo -favor y protección del consumidor y acceso al consumo sustentable, art. 1093 del C.C.C.

No se encuentran razones para apartarse de la normativa que enmarca la relación entre la consumidora y la empresa proveedora, la que parte de la Constitución Nacional (art. 42) desde donde se extiende a la LDC Nº 24.240 y sus modificatorias, al régimen de contratación del derecho común, en función de lo dispuesto por el art. 7 del Código Civil y Comercial de la Nación, que contempla la posibilidad de aplicación de las normas que resulten más favorables al consumidor en las relaciones de consumo.-

El C.C.C. regula los contratos celebrados a distancia, entre los que se cuentan los concertados a través de medios electrónicos o similares (art. 1105), previéndose la revocación de los contratos de consumo en los arts. 1110 a 1116.

Se ha dispuesto expresamente: “las cláusulas, pactos o cualquier otra modalidad aceptada por el consumidor durante este período que tengan por resultado la imposibilidad de ejercer el derecho de revocación se tienen por no escritos.”

Someter a un consumidor a la necesidad de agotar todas esas vías a los efectos de obtener el reconocimiento de sus derechos poseen virtualidad suficiente a los fines de producirle un estado de desasosiego, preocupación y angustia, que excede las incomodidades que puede generar cualquier incumplimiento contractual.

Fallo completo.